Las peores jugadas de la temporada 2016 de la NFL

La NFL es una de las ligas deportivas más grandes del mundo y una de las más apasionantes. Su final de cada año, más conocida como el Super Bowl, es un evento único que tiene records de audiencia en todo el mundo. A pesar de que no es un deporte que tenga popularidad a nivel mundial, más allá de Estados Unidos, el fútbol americano es un deporte que involucra tanto acción como estrategia.

Durante la temporada 2016 de la National Football League los Patriots se consagraron campeones en una final emocionante con los Falcons de Atlanta que se definió en el último minuto. Pero además de las grandes anotaciones, los juegos desafiantes y las corridas más espectaculares de los quarterbacks, la temporada 2016 nos dejó jugadas que merecen aparecer en esta nota y son ni más ni menos que las peores jugadas de la temporada 2016 d la NFL. ¡Aunque los equipos prefieran olvidarlas!

 

Shaun Draughn en San Francisco 49ers v Seattle Mariners

 

El primero de la lista involucra a dos equipos de la costa oeste. Durante el juego entre los Seattle Mariners y los 49ers de San Francisco se produjo una equivocación en un pase de campo que debido a la torpeza del receptor, Shaun Draughn, dejó que el balón caiga al suelo.

 

Alshon Jeffery en Minnesota Vikings v Chicago Bears

 

Otra de las jugadas para el olvido se dio durante la primera mitad de temporada en  el juego por la fase regular entre los Vikings y los Bears. Aquí, otra vez se generó una jugada de peligro para los Bears en la que con una corrida espectacular de Alshon Jeffery podían ponerse en ventaja con un touchdown. Pero desafortunadamente el pase no terminó en las manos del jugador sino golpeando en su cabeza, siendo tackleado por los jugadores de los Vikings y perdiendo la posesión del balón.

 

Lachlan Edwards en Baltimore Ravens v New York Jets

 

La última de las peores jugadas de la NFL en la temporada 2016 tiene que ver con un error defensivo. La defensa siempre es un tema complicado para planificar y ejecutar exitosamente. Por lo general un pequeño error de un defensa puede terminar en una anotación importante para el otro equipo. Así le sucedió a la defensa de los Jets de New York que cuando el balón llegó cerca de la zona de anotación lo dejaron rebotar y así le dieron la ventaja a los Ravens que no perdieron la oportunidad y anotar un touchdown que se sintió como un regalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *